Cirugía refractiva

Glaucoma

glaucoma1

Se trata de una neuropatía óptica que produce pérdida de tejido neural con atrofia progresiva del nervio óptico, es una enfermedad multicausal en la que el factor de riesgo más conocido es el aumento de la presión intraocular (PIO), sin embargo no todos los pacientes con PIO  elevada adquieren daño neural y una cantidad significativa de pacientes con glaucoma nunca tienen un incremento en la PIO.

El glaucoma es una enfermedad que se presenta con una frecuencia relativamente alta, un 2% de la población, pero su diagnóstico no se realiza en más de la mitad de los afectados por la falta de síntomas en las etapas tempranas de la enfermedad.

Existen tres puntos importantes que han demostrado ser un paso adelante en el diagnóstico del glaucoma:

  • 1) Los avances en la detección de los cambios en el disco óptico en relación al glaucoma.
  • 2) La detección de los cambios en la capa de fibras nerviosas, que señalan el diagnóstico de glaucoma antes de la pérdida de campos visuales.
  • 3) Un mejor conocimiento de la relación entre la presión intraocular y los factores de riesgo que predisponen al desarrollo de glaucoma.

Factores de riesgo de Glaucoma

Todos los factores que se conocen como factores de riesgo de arterioesclerosis son también factores de riesgo de aumento de la PIO (edad, tabaquismo, dislipidemia, diabetes mellitus, hipertensión sistémica, sexo masculino, obesidad, etc.). El tratamiento de estos factores de riesgo reduce en cierta medida la PIO.

  • Edad: Este riesgo se hace mayor a partir de los 40 años por lo que es necesario acudir a revisión anual a partir de esta edad
  • Antecedentes familiares aumenta hasta 10 veces más el riesgo de padecer esta enfermedad
  • Los pacientes miopes tienen más predisposición de glaucoma
  • Pacientes de raza negra o hispana padecen glaucomas con más frecuencia y más gravedad
  • Pacientes con grosor de córnea fino de nacimiento tienen más posibilidad de glaucoma
  • Enfermedades vasculares, diabetes, migrañas
  • Otros factores: Traumatismos en el ojo, ingesta prolongada de corticoides

Detección y diagnóstico precoz del glaucoma

La evolución del glaucoma primario de ángulo abierto, el más frecuente,es lenta y progresiva sin dolor ni enrojecimiento y la visión puede permanecer dentro de la normalidad durante los primeros años, ya que la visión comienza a perderse en la zona periférica, por lo que los pacientes pueden tener dificultad en su relación con los objetos que le rodean al deambular, la visión central puede conservarse dentro de la normalidad hasta estadios avanzados de la enfermedad. Es decir, el paciente termina viendo como por un tubo y tiene dificultad para bajar escaleras o detectar obstáculos mientras va caminando, cuando es muy avanzado se produce la ceguera

El diagnóstico precoz permite evitar que avance la enfermedaad y produzca ceguera. La detección se realiza con una exploración oftalmológica completa y con pruebas más sofisticadas sobre el nervio óptico y el campo visual.

Tratamiento del glaucoma

Ante un paciente con la tensión del ojo alta lo primero es determinar si debe ser tratado o no. Así como hay muchos pacientes que tienen glaucoma y no lo saben, hay otros muchos que están con tratamiento de gotas y no es necesario. Si se debe tratar, lo mejor es detectarlo de la forma más precoz posible para evitar el deterioro del nervio óptico y empezar el tratamiento más adecuado

Seguimiento de un paciente con diagnóstico de glaucoma

El diagnóstico de glaucoma no significa quedarse ciego

  • Cumplir las indicaciones médicas
  • Acudir a revisiones periódicas para un seguimiento tensional, así como del estado del nervio óptico y el campo visual
  • Control sistémico de alteraciones circulatorias que pueden agravar la enfermedad glaucomatosa
  • Que su médico general conozca el diagnóstico de glaucoma para evitar el empleo de medicamentos que pueda alterar el curso de la PIO
  • Abandonar hábitos tóxicos como alcohol y tabaco, etc

Dra. Ávila

Dra. Beatriz Ávila Álvarez

Especialista en Oftalmología con un aval de más de 10 000 casos de cirugía refractiva intervenidos con éxito.

Doctora en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, calificación sobresaliente Cum laude en el año 2004.

 

Compartir

Pedir Cita

Puede contactar para pedir cita o hacer una consulta a través de los siguientes medios: